Medio Ambiente

Panamá afronta el desafío de la sequía del canal

El canal funciona con agua de lluvia que obtiene de los lagos Gatún y Alhajuela y ya estan explorando otras alternativas para conseguir agua

En el año fiscal 2023, el canal de Panamá generó $3,344 millones por el tránsito de embarcaciones y la prestación de servicios diversos. Sin embargo, se espera que este año las medidas restrictivas reduzcan los ingresos por peajes en $500 a $700 millones. Panamá ya está buscando alternativas para mitigar los efectos del fenómeno del Niño en su economía.

En 2024, la economía panameña enfrenta un gran desafío: el canal de Panamá se está secando. Durante los primeros tres meses del año fiscal que comenzó en septiembre, ha habido 791 tránsitos menos, lo que representa una disminución del 20% en comparación con el mismo período del año anterior. Esto se traduce en menos ingresos por peajes y un aumento en el precio de los cupos para el paso de embarcaciones.

Olmedo Estrada, economista y secretario general del Colegio de Economistas de Panamá, explicó en una entrevista con RFI: «El canal requiere una gran cantidad de agua para mantener niveles de calado suficientes para el tránsito de embarcaciones de gran tamaño. El fenómeno del Niño nos ha afectado gravemente este año, lo que ha obligado a la Administración del Canal de Panamá a reducir la cantidad diaria de tránsitos de 35 o 38 a 25. Esto resultará en una disminución de ingresos de entre $500 y $700 millones este año, lo cual afectará a la economía«.

El canal depende del agua de lluvia de los lagos Gatún y Alhajuela, y actualmente se están explorando otras alternativas para obtener agua. Sin embargo, la situación se complica debido a que la cuenca del canal suministra agua a casi la mitad de los 4,2 millones de habitantes de Panamá. Además, se han encendido las alarmas debido a la construcción planificada de nuevas plantas potabilizadoras, las cuales competirán con el canal por el suministro de agua.

«Es algo sin precedentes y nos coloca en una situación en la que debemos buscar alternativas para los próximos años, de manera que cualquier efecto del fenómeno del Niño no cause tanto daño a la economía«, afirmó Olmedo Estrada en RFI. «Estamos explorando fuentes alternativas con ríos cercanos a la cuenca del canal, y también estamos investigando la posibilidad de convertir agua salada en agua dulce. Esta última opción tiene un alto costo, pero vale la pena debido a la lucratividad del negocio del tránsito del canal y su contribución a los ingresos de Panamá».

En el año fiscal 2023, el canal de Panamá generó $3,344 millones. Con una extensión de 80 kilómetros, conecta el océano Pacífico y el mar Caribe, y es utilizado por el 6% del comercio marítimo mundial. Sus principales usuarios son Estados Unidos, China y Japón.

Ante la incertidumbre causada por las restricciones, algunas navieras han decidido transportar su mercancía por otras rutas. La empresa danesa Maersk, una de las más importantes del mundo, anunció recientemente que sus buques que operan entre Oceanía y América evitarán el paso por el Canal.

Fuente: RFI

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba