Actualidad

Piloto fue acusado de intentar drribar un avión de Alaska Airlines

Le ordenan mantenerse alejado de aviones

El ex piloto de Alaska Airlines, acusado de intentar apagar los motores de un vuelo de pasajeros, abrazó estrechamente a su esposa después de pagar la fianza el jueves.

Joseph Emerson fue liberado de la cárcel después de declararse no culpable de cargos de puesta en peligro imprudente durante una comparecencia ante el tribunal el jueves, aunque el juez del Tribunal de Circuito del Condado de Multnomah, Thomas Ryan, le advirtió que se mantuviera alejado de los aviones antes de su juicio.

Al hombre de California se le ordenó no acercarse a menos de 30 pies de una aeronave operativa, así como someterse a servicios de salud mental y abstenerse de usar drogas o alcohol.

Emerson, que estaba fuera de servicio y viajaba en la cabina en un asiento adicional, fue detenido rápidamente y el avión fue desviado a Portland, Oregón.

Emerson le dijo a la policía después de su arresto que estaba lidiando con la depresión y había tomado hongos psicodélicos unas 48 horas antes de intentar apagar los motores del avión, según documentos de cargos.

También afirmó que no había dormido en 40 horas previas al vuelo.

También se declaró no culpable de un cargo federal vinculado al caso y tuvo que pagar US$ 5,000 para ser puesto en libertad.

Las imágenes publicadas en las redes sociales por un reportero de ABC News el jueves por la noche mostraron a Emerson y su esposa, Sarah Stretch, abrazándose mientras él sostenía dos bolsas de papel en sus manos y enterraba su rostro en su hombro.

Luego fue a abrazar a otros seres queridos antes de que todos salieran del vestíbulo de la cárcel.

Antes de la cálida reunión, Stretch dijo que estaba feliz de que su esposo estuviera volviendo a casa.

Le dijo a los reporteros después de la acusación que cree que el caso está concientizando sobre el problema de la salud mental de los pilotos.

«Me entristece que esta situación le haya sucedido a mi esposo y a las personas a las que afectó», dijo Stretch. «Pero sé que esto ha creado un movimiento y un impulso para ayudar a miles de otros pilotos«.

Uno de sus abogados defensores, Noah Horst, no cree que su cliente deba ser considerado penalmente responsable porque no eligió conscientemente poner en peligro a unos 80 pasajeros.

«¿Necesita ayuda? Sí», dijo a los reporteros. «¿Merece el Sr. Emerson estar hoy en casa con su familia y rodeado de sus amigos? Sí, lo merece».

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba