Medio Ambiente

Secretario de Estado alemán: «Más allá de ideologías, la energía nuclear no funciona como negocio»

El dirigente del gobierno alemán destacó el atractivo "mundial" que están despertando las inversiones en renovables

El secretario de Estado alemán de Economía y Protección Climática, Sven Giegold, aseguró este martes en Madrid, tras reunirse con autoridades del gobierno español, que la energía nuclear, «más allá de ideologías, no funciona como modelo de negocio porque nadie quiere invertir» en ella.

Conocido por su activismo ambiental en años previos, además de su férrea defensa del «Green Deal» o Pacto Verde Europeo, el dirigente del gobierno alemán destacó el atractivo «mundial» que están despertando las inversiones en renovables, como energía del futuro para lograr los objetivos de neutralidad y sostenibilidad en Europa.

Nacido en Canarias, el secretario de Estado alemán y exdiputado europeo, explicó, durante un encuentro con la prensa organizado por la embajada alemana en Madrid, que el motivo de su visita a esta capital, previa celebración de la Presidencia española de la UE el próximo semestre, ha sido intercambiar puntos de vista con autoridades del gobierno de este país, empresas y ONG.

Explicó que existen «sospechas» de que parte de «la resistencia» de algunos sectores a los planes de promover la interconexión energética en Europa en proyectos como los de hidrógeno verde, podría tener la finalidad de querer proteger así los intereses de la nuclear francesa, frente a unas renovables en la Península Ibérica de bajo coste.

Durante muchos años, América ha intentando, no por razones ideológicas, sino de mercado, atraer a empresas privadas a invertir en energía nuclear, pero «nunca ha funcionado porque nadie quiere invertir en ese tipo de energía».

Lo mismo ocurre en el Reino Unido, que sólo ahora empieza a vislumbrar cierto éxito con el uso de la energía nuclear, pero unicamente cuando los precios están garantizados, mediante políticas de grandes subsidios, agregó.

Aún en esos casos, el precio de la electricidad que genera la nuclear está muy por encima del que se puede obtener en estos momentos con las energías renovables, lo que confirma que el modelo no se sustenta como negocio, argumentó.

En algunos ámbitos, advirtió, «se malinterpreta» la reciente política alemana de ralentizar el abandono de los combustibles fósiles mientras se cierran al mismo tiempo las nucleares dado el actual momento de estrés energético en Europa por la guerra de Ucrania.

Añadió que «no hay posibilidad de reemplazar de un día a otro el 45 % de nuestro gas procedente de Rusia por otras energías, técnicamente es imposible. De ahí la necesidad de construir infraestructura para la importación de gas natural licuado».

«Seguimos comprometidos con la eliminación temprana del carbón para 2030 y estamos expandiendo las energías renovables aún más».

Frente a ello, «estamos aprovechando esta crisis energética para acelerar el desarrollo de las energías renovables en Alemania; nuestro plan climático se mantiene», con los objetivos de sustitución de los combustibles fósiles por fuentes sostenibles, agregó.

Destacó, de la relación con España, «objetivos y convicciones económicas comunes», y su relación más estrecha en lo que respecta a la integración europea que con otros territorios como Francia, por otra parte, más próximos geográficamente.

«España comparte con Alemania el objetivo de construir prosperidad económica basada en un sistema energético con energías cien por cien renovables», aseguró el secretario de Estado alemán.

«Ahí es donde queremos ir tanto España, como Alemania; ningún otro de los grandes estados miembros de la Unión Europea tiene tan claro ese futuro energético», añadió.

La interconexión de los países europeos con grandes infraestructuras podría ser un tema importante de la Presidencia española, dijó.

«Tenemos un interés compartido en construir redes de hidrógeno, redes eléctricas, digitales, conexiones de trenes de alta velocidad en Europa».

El hidrógeno verde es un interés compartido con España, para impulsar una fuerte integración de la Península Ibérica con el resto de Europa, «algo de vital importancia»; para el tema eléctrico en el continente.

La infraestructura de interconexión H2Med «dará una ventaja competitiva a la industria española por supuesto, pero asimismo Europa se beneficiará de precios de electricidad verde más bajos en el futuro».

Fuente: EFE

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba