Judiciales

Wilson Camacho dice nombre Coral no perjudica a imputados en el caso, sino que los beneficia

Con la réplica del Ministerio Público y el rechazo de la defensa a una fundación que se querelló en constitución civil contra los acusados en Operación Coral, se desarrolló la audiencia, la mañana de este lunes, del caso de presunta corrupción que señala a policías y militares en la estafa al Estado de más de 4,500 millones de pesos.

El titular y la coordinadora de Litigación de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho y Mirna Ortiz, respectivamente, refutaron a los abogados de los acusados sobre la etiqueta de coral al caso, la cual consideran no es discriminatoria.

Ortiz dijo que «no hay ningún trato cruel, ni discriminatorio con el nombre de la operación contra el caso de corrupción».

En tanto que Camacho consideró que el sobrenombre más que perjudicar a los encartados, los beneficia y puso el ejemplo de que, si en vez de hablarse de coral, siempre que se mencione el caso, se cite a Adán Cáceres Silvestre, haya o no haya una condena, el nombre que se recordará es el del principal señalado en la alegada red.

El titular del Pepca, igualmente, rechazó que se viole algún principio constitucional con entrega de la acusación, de manera digital, como se interpuso en una acción de inconstitucionalidad.

El expediente de Operación Coral, que actualmente se encuentra en la etapa preliminar y es conocido por la jueza Yanibet Rivas, del Sexto Juzgado de Instrucción, involucra a 30 personas y a 18 empresas.

El caso de corrupción, según el Ministerio Público, operó en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), que dirigía Adán Cáceres Silvestre, en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), y en el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani).

La audiencia continúa esta tarde.

Dicen es «ambiciosa y temeraria» querella de fundación

Como «ambiciosa y temeraria» consideraron algunas de las defensas a la Fundación Alfredo Nobel, la cual se querelló en constitución civil en contra de los acusados en Operación Coral.

Alegaron que la fundación no posee arraigo social ni tampoco posee la calidad que dice tener como organización, por lo que pidieron que sea declarada inadmisible la querella y que se condene al pago de las costas y los honorarios de los togados.

En ese sentido, Cristian Martínez, uno de los abogados de Cáceres Silvestre, dijo que su defendido y a la Fundación Madre Tierra, se les viola el derecho de defensa porque no fueron notificados de la acusación que les hace la Fundación Alfredo Nobel y la que es muy distinta a la que hizo el Ministerio Público.

Solicitó a la jueza proceder a declarar la nulidad del proceso en contra de Adán Caceres y la Fundación Madre Tierra.

La Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional anuló la decisión de la jueza Rivas que declaró inadmisible la querella de la Fundación Alfredo Nobel, representada por Julio Cabrera Brito y Dominga Díaz Méndez, razón por la cual forma parte de los querellantes en constitución civil, al igual que los abogados del Estado.

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba