Judiciales

Daniel Sancho termina la cuarentena por covid-19 y podrá verse con su familia en prisión

El joven español Daniel Sancho, en prisión provisional por el asesinato y descuartizamiento del cirujano colombiano Edwin Arrieta, acaba este jueves el periodo de aislamiento por covid-19 y podrá ser visitado en la cárcel de Koh Samui, al sur de Tailandia, por su familia.

Según confirmó a EFE Watcharapong Boonsaior, director de la cárcel de Koh Samui, Sancho concluye hoy el periodo de diez días de aislamiento, una medida de prevención derivada de la pandemia de covid-19, tras haberlo comenzado a su ingreso en prisión provisional el 7 de agosto.

«Daniel acabará la cuarentena hoy y se reunirá con un personal de la Embajada española y su familia pronto», añadió el funcionario.

Otras fuentes de la prisión aseguraron a EFE que, aunque ha terminado el aislamiento, Sancho permanecerá de momento en la zona hospitalaria de la cárcel, donde hay alrededor de «cien personas» y que describen como «algo más amplia, no más cómoda o con más instalaciones que otras».

Sancho, hijo del actor español Rodolfo Sancho, podrá recibir ya desde hoy la visita de sus familiares y el personal de la Embajada de España en Tailandia, pues hasta ahora solo podían reunirse con él sus abogados y el personal de la prisión.

El mismo director de la prisión afirmó haber estado con él estos días.

«He venido a menudo a verle y está bien, no tiene ningún problema», dijo a EFE.

Asimismo, agentes de la comisaría de la isla de Phangan, vecina de Koh Samui y donde tuvo lugar el crimen el 2 de agosto, volvieron a interrogarle la víspera en la cárcel delante de su abogado, según confirmaron a EFE fuentes cercanas al caso.

El interrogatorio puso de manifiesto que, pese a lo expresado el martes en una rueda de prensa desde Koh Phangan por el subdirector de la Policía tailandesa, el mediático Surachate Hakparn, quien dio por concluida la investigación policial, esta continúa por el momento.

La Policía acusa a Sancho, de 29 años y quien confesó el crimen, del «asesinato premeditado» de Arrieta, de 44, a quien afirma que acuchilló en el pecho durante una pelea, si bien falta aún por conocerse la autopsia de la víctima.

Sancho y Arrieta, que se conocieron el año pasado a través de Instagram, habían quedado en Koh Phangan el 2 de agosto, día en el que tuvo lugar el asesinato y descuartizamiento del cirujano, cuyos restos han sido encontrados en varias localizaciones de la isla, incluido en el mar.

Fuente: EFE

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba