Judiciales

Recusan todo el pleno Corte Apelación DN

Al defensor público Dukaski Payano Taveras, representante del imputado en el caso Medusa Félix Antonio Rosario, no le bastó con recusar al juez del Tercer Juzgado de la Instrucción Amauri Martínez,  sino que ahora recusó al pleno de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, lo que retrasará más el proceso.

Para el abogado los magistrados del tribunal de alzada del DN no garantizan imparcialidad para conocer de la recusación que le formulara al juez que conoce de la audiencia preliminar a los encartados en dicho caso, que tiene como imputado principal al exprocurador Jean Alain Rodríguez.

A raíz de que el magistrado decidiera fallar con el fondo un incidente presentado por los abogados los abogados Manuel Sierra e Ybo René Sánchez, defensa técnica del imputado del caso Medusa, Alfredo Alexander Solano Augusto, que solicitaba al juez la exclusión de los abogados del Estado del proceso, bajo el alegato de que los mismos no tenían calidad de querellantes porque no contaban con un oficio del ejecutivo, Payano Taveras, decidió recusar al juez por alegada parcialidad con los acusadores en el proceso.

No conforme con esa acción, el señalado defensor la emprendió recusando a toda la Corte de Apelación del Distrito Nacional, por lo que las audiencias se han suspendido hasta que la Suprema de Justicia decida si acoge o la rechaza la acusación contra el pleno del tribunal de alzada, acción que ha extrañado a los actores del sistema.

El 15 de este mes, el abogado Bécquer Dukaski Payano, defensor de Félix Antonio Rosario, implicado en el caso Medusa, recusó al juez Amauri Martinez, del Tercer Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, bajo el alegato de que el magistrado está evitando tomar una decisión sobre la participación de los abogados del Estado en este proceso.

El juez mantuvo la decisión de diferir con el fondo la solicitud de exclusión de los abogados del Estado del caso Medusa, lo que implica que este decidirá en la resolución final de la audiencia preliminar, si estos deben o no participar como querellantes.

Por esta decisión, el abogado impuso la recusación a la ratificación del fallo del magistrado, alegando que los abogados del Estado, apoderados por el Poder Ejecutivo mediante decreto para defender los intereses del gobierno, no tienen calidades, por lo que su intervención como querellantes contaminaría el proceso.

Además, de Payano, otros abogados defensores habían solicitado al juez la exclusión de los abogados del Estado, indicando que no era procedente porque para hacer esta representación deben tener un contrato de una oficina de abogados, que si pasa de más de 200 salarios mínimos, Entonces tiene que ir al Congreso Nacional, según establece el artículo 128 de la Constitución.

Paralización de Medusa

El caso Medusa estará paralizado hasta que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) decida si acoge o rechaza la recusación hecha a toda la Corte de Apelación del DN por un defensor público, que también pertenece al Poder Judicial. Hasta los abogados de los imputados están sorprendidos con la recusación.

Fuente: El Nacional

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba