Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

Este 11 de junio cumpliría 85 años Francisco Alberto Caamaño Deñó, el que se casó con la gloria, el que desafió las tropas invasoras, el que se comprometió con la patria hasta ofrendar su vida: el coronel de abril.

En la instancia de medida de coerción presentada por la Procuraduría General de la República para enjuiciar a los implicados en el caso de sobornos de Odebrecht, el Ministerio Público establece que las  17 obras adjudicadas a la empresa brasileña entre el 2001 y el 2014 fueron adjudicadas mediante el mismo esquema de fraude y soborno.

Con la implosión causada por el escándalo de Odebrecht y su repercusión internacional, las opiniones y predicciones sobre lo que solo pueden ver quienes vean más allá de la curva; no se han dejado esperar.

La semana pasada, uno de los principales actores del escenario político dominicano se destapo con un artículo con datos históricos y reales. Sin embargo, la vida en la sociedad civilizada se caracteriza por el cambio constante; penosamente, la corrupción ha sido la norma por excelencia, por eso todos hemos podido presenciar las manifestaciones civiles que han rechazado este flagelo en toda su expresión.

El caso Odebrecht, escándalo internacional de sobornos para obtener contratos de obras públicas, es un juicio al sistema de gobiernos y partidos que en lo concerniente al país marca frontera por los imputados y efectos políticos e institucionales inmediatos y futuros.

El debido proceso de ley es a la justicia lo que es el oxígeno a los seres vivos. Sin el debido proceso de ley no hay justicia, como sin oxígeno no puede existir la vida que conocemos. Ese proceso es el que pare la justicia, esa buena aplicación del arte y la ciencia de dar a cada uno lo que le pertenece.

El Ministerio Publico, con los primeros sometimientos por el caso de los sobornos de la constructora Brasileña Odebrecht, acaba de dar un paso extraordinario a tono con el reclamo social del cese de la impunidad y la corrupción, en un caso que ha salpicado partidos, liderazgos, empresarios, incluso a nivel de varios países de la región, y que sus consecuencias deben servir para una reforma política, porque lo cierto es que si bien Odebrecht se encargó con su práctica corruptora de obtener los mayores proyectos del país, también eso pudo ser posible por la ausencia de transparencia en las organizaciones políticas y el excesivo costo de los proyectos y las campañas electorales.

Página 8 de 115
Top